La NoticiaTulum

AMLO decreta ANP del Jaguar y Hugo Navarro oficializa la corrupción y el tráfico de influencias


REPORTE MAYA | REDACCIÓN | El pasado 27 de julio el gobierno federal decretó la creación de la nueva Área Natural Protegida (ANP) del Jaguar, con el carácter de Reserva de Protección de Flora y Fauna, en el municipio de Tulum, a la par nació la corrupción, tráfico de influencias, extorsiones y amenazas contra de hoteleros, propietarios y posesionares que se encuentran dentro polígono que ya es más conocido como “Parque Del Jaguar”.

Según del decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, la nueva ANP consta de 2,249 hectáreas, conformada por dos polígonos generales.

“En esta zona se podrá preservar y conservar los ecosistemas y sus elementos; investigación y colecta científica; monitoreo y educación ambiental; aprovechamiento no extractivo de vida silvestre; turismo de bajo impacto ambiental; y otras actividades”, se lee en el decreto.

Dentro de éstos dos polígonos que contempla el decreto quedaron propiedades particulares, hoteles y posesionarios que por años han conservado el  entorno ambiental y apegándose a los lineamientos de autoridades federales como Semarnat, Profepa y todas aquellas relacionadas con la preservación del medio ambiente incluyendo a la Zofemat de Tulum.

Hugo Navarro Solano, el extorsionador del Parque Jaguar

Por con el decreto iniciaron una nueva ola de extorsiones principalmente por Hugo Navarro Solano, director del Parque Nacional Tulum, dependiente de la Conanp, quien está solicitando millonarias cantidades de dinero.

La mecánica de la extorsión es cancelar los permisos de operación, iniciar juicios por daño ambiental, cobrar millonarias multas y amenazar a los propietarios o posesionarios de terrenos.

En denuncia enviada a Reporte Maya, se menciona que Navarro Solano en coordinación con una extranjera que radica en Tulum desde hace varios años quien se ostenta como presidenta de una Asociación Civil, realiza manifestaciones en las afueras de propiedades de hoteles y propiedades privadas supuestamente por daños ambientales.

También denuncian que están autorizando permisos de construcción y ampliación de zonas habitacionales con folios y fechas anteriores al decreto.

“Hugo Navarro está solicitando grandes cantidades de dinero, por decir, si quieres cambiar un cerco o realizar reparaciones en la propiedad, te piden hasta cantidades de varios miles de pesos, por eso, le solicitamos al presidente Andrés Manuel López Obrador que entregue la ANP del Jaguar al la Serena, porque ya estamos cansados de la extorsiones del crimen organizado y ahora por parte de autoridades federales y locales”, dicen los denunciantes en su carta a Reporte Maya

Y agregan: “Señor presidente el Parque Nacional de Tulum, y el Parque del Jaguar ha sido un botín de buitres de los que están al frente de las dependencias federales, sabemos que su premisa es acabar con la corrupción que fue heredado de administraciones anteriores”.

El decreto para la creación de esta nueva ANP reconoce que ésta “se ubica parcialmente sobre uno de los más extensos e importantes acuíferos kársticos del mundo”.

Una millonaria barda para el Parque Jaguar

En este río subterráneo “se registran por lo menos 2,000 kilómetros de pasajes subterráneos, destacándose el sistema Sac Actun y el sistema Ox Bel Ha, considerado uno de los sistemas de cuevas submarinas más extensos, los cuales pertenecen al Gran Acuífero Maya, situados en el noroeste de Quintana Roo”, añade el documento.

Además, en el polígono que designado como reserva se identificaron siete tipos de vegetación, que son selva alta o mediana subperennifolia, la cual es la más representativa en el sitio con 48%, selva alta perennifolia, selva baja subcaducifolia, selva mediana subperennifolia-Tasistal, manglar, sibal y vegetación secundaria de selva alta o mediana subperennifolia; asimismo, también se localizan aguadas y zonas inundables.

Mil millones costará la barda del parque Jaguar

En reciente supervisión de los avances de la obra que delimitarán las áreas del parque, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, informó que, hasta la fecha, la barda perimetral de 21 kilómetros y la ciclovía del proyecto de resguardo van en un 28 por ciento de avance, para lo cual ya se han invertido 150 millones de pesos. En ese sentido, el titular de la Sedatu recordó que el rescate de esta zona tendrá en total una inversión de poco más de mil millones de pesos.

El proyecto del parque fue presentado oficialmente el pasado 29 de enero y busca detener el crecimiento urbano desmedido, particularmente en la ciudad de Tulum.

Román Meyer Falcón en recorrrido por la periferia del parque


En esa ocasión, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, y el gobernador, Carlos Joaquín González anunciaron que el Parque Nacional del Jaguar busca detener el crecimiento urbano desmedido de esta región y zonas aledañas, así como preservar el medio ambiente.

El nuevo parque incluye la restauración de zonas degradadas, el desarrollo de actividades productivas como la apicultura para el cuidado del ecosistema, estrategias de conservación de la flora y la fauna con énfasis en especies endémicas como el jaguar que promuevan su protección y su reproducción; además de que delimitará la superficie para evitar invasiones futuras.

Incluye también pasos de fauna para que las especies circulen libremente, el ordenamiento de los distintos accesos; así como el desarrollo de lineamientos ambientales para su operación como arquitectura con principios bioclimáticos, uso racional del agua y recursos energéticos.

Respecto a los elementos faunísticos considerados y verificados dentro de la reserva, destaca el registro del topote aleta grande (Poecilia velífera), especie de pez catalogada como amenazada.

Asimismo, se registró la presencia de la culebra perico mexicana (Leptophis mexicanus), también bajo la categoría de amenazada, y por lo menos 13 especies de aves consideradas en la NOM-059-SEMARNAT-2010, es decir, en riesgo, incluyendo especies de rapaces diurnas (Accipitridae) como el gavilán zancón (Geranospiza caerulescens) y el halcón selvático de collar (Micrastur semitorquatus); además del guajolote ocelado (Meleagris ocellata) y ranfástidos (Ramphastidae) como el tucán pico canoa (Ramphastos sulfuratus).

En cuanto a los mamíferos, hay presencia de jaguar (Panthera onca), además del mono araña centroamericano (Ateles geoffroyi), ambas especies consideradas en peligro de extinción en la referida norma.

En resumen, la convocatoria para la edificación de la barda perimetral del parque del jaguar tiene como objetivo preservar alrededor de 960 especies de flora y fauna de la región, de las cuales 90 entran en alguna categoría que está en riesgo, como el jaguar, además del desarrollo de actividades productivas como la apicultura y evitar invasiones.

Los denunciantes insisten que ya el presiente López Obrador debe de entregar al Grupo Aeroportuario, Ferroviario y de Servicios Auxiliares Olmeca-Maya-Mexica, S.A. de C.V., empresa que administra y opera la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para que se terminen las extorsiones de Hugo Navarro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button