DestacadasNacionalPolitica

Crecimiento de Adán Augusto, estrategia lenta, pero segura


Intensifica contactos con mandatarios estatales de la 4T. Claves en las encuestas


REPORTE MAYA | Adán Augusto López Hernández está convencido de que entre los aspirantes a la sucesión presidencial es el único con posibilidades de seguir subiendo en las encuestas. Un crecimiento lento, de apenas ocho puntos en los últimos meses, pero que asume como sostenido y que hacia mediados del año que viene lo tendrá como una figura ineludible ante el grueso del electorado.

Evita de momento actos de promoción propios. Rechaza despliegues en los estados con cartelería y bardas como los de Claudia Sheinbaum o Marcelo Ebrard que, además, entiende que pueden ser sensibles de observaciones judiciales. El secretario de Gobernación solo ejecuta en tierra su campaña que promueve una continuidad de Andrés Manuel López Obrador con la sugestiva frase: “Así estamos A gusto”. Saca partido así del concepto de que es el más parecido al presidente entre los aspirantes a la sucesión.

El ex gobernador de Tabasco entiende que su gestión es su mejor campaña y en eso también busca desmarcarse de Sheinbaum o Ebrard a quienes entiende que su aspiración los disuade de la ocupación primordial.

Un ejemplo: Ebrard y Sheinbaum salieron a toda velocidad a sumarse a la marcha que López Obrador convoca para impulsar su reforma electoral. Adán Augusto no lo dice porque entiende que su fuerza reside en que casi no haya diferencia entre el presidente y su persona.

En reuniones y contactos del día a día el secretario de Gobernación aprovecha para sumar gobernadores a su proyecto y en los últimos días presume haber logrado avales de tres que hasta hace algún tiempo le eran ajenos: Marina del Pilar (Baja California), Rubén Rocha (Sinaloa) y Américo Villarreal (Tamaulipas). Se suman así a ese grupo compacto original que integran Victor Manuel Castro (Baja California Sur), Miguel Ángel Navarro (Nayarit) y Lorena Cuellar (Tlaxcala).

Estos respaldos son elementales porque en el norte del país es donde el titular de Segob entiende que tiene su desafío para crecer a nivel de conocimiento con el electorado.

Adán Augusto cree además que una carta fuerte en su favor es que él puede garantizar la unidad de Morena de modo que sus competidores no podrían. Ha estrechado su cercanía con Mario Delgado que, a su vez, consciente de que la chances de Ebrard se reducen, comienza a distanciarse del canciller lo cual explica además que, a este punto, Ebrard no tiene ningún gobernador alineado en su proyecto. (LPOL)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button