La RegiónTabasco

“Estamos muy agusto”, presume gobernador Merino Campos


REPORTE MAYA | Samuel L. Soto Giles | A contraluz, con la claridad intensa reflejada en las lomas del Punto Trino, en la bifurcación carretera hacia Ocozocoautla, Chiapas; Las Choapas, Veracruz, y Estación Chontalpa, Tabasco, el gobernador Carlos Merino Campos, juega con su frase inicial.

“Estamos muy contentos, yo diría estamos muy a gusto”, dice Merino Campos.

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, el aludido con el juego de frases, levanta la vista del apunte y sonríe de oreja a oreja.

Merino Campos, para cortar el silencio -porque la porra de Cárdenas no alcanzó a reaccionar- sigue con la otra frase que es el común denominador.

Bienvenidos, sean muy bienvenidos a su trópico, hermanos gobernadores. Y gobernadores y Secretario de Gobernación, en sus intervenciones se llaman hermanos, se hermanan.

Al gobernador Rutilo Escandón Cadenas, López Hernández lo distingue con la sonrisa y el “es más que mi hermano”.

Temprano, llegaron los contingentes chiapanecos, los grupos originarios que coordina el secretario de Salud, José Manuel Cruz Castellanos, quien se hace llamar Pepe Cruz.

A las 11 horas subió al terreno aplanado al inicio de la loma, el Punto Trino, en despoblado, el aspirante a gobernador de Tabasco, Jaime Lastra Bastar. Allá estaba el presidente del Poder Judicial, Enrique Priego Oropeza. Le siguió el eterno aspirtante a gobernar Tabasco, Humberto Mayans Canabal, de camisa azul cielo, se distinguía entre guayaberas, camisas y chazarillas blancas.

A la derecha, Yolanda Ozuna Huerta y Julio Gutiérrez Bocanegra, entre otros alcaldes y diputados, ocuparon sus lugares. Más adelante, el rector de la UJAT, Guillermo Narváez Osorio.

-¡Estamos a gusto, con Adán Augusto! -suelta la porra cardenense, sin eco.

Del lado izquierdo truena la porra de los pueblos originarios de Chiapas:

-¡Rutilo, amigo, el pueblo está contigo!.

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, no trajo porra.

Son las 12:30 horas. Rutilo avanza a la sala de prensa. En una esquina responde que tuvo que llegar un presidente visionario, un estadista, López Obrador para terminar esta carretera que iniciaron su construcción en 2011, y la dejaron abandonada.

La ceremonia inicia con la intervención del director general del Centro SICT Tabasco, Gilberto Cano Mollinedo, que da cuenta de la inversión de 1 mil 681 millones de pesos; que mejora la conectividad al reducir la longitud de recorrido en casi 100 kilómetros y el tiempo de traslado de una hora a tan sólo 15 minutos.

La construcción y modernización de 23.3 kilómetros incluye dos carriles de circulación, cinco puentes, dos pasos inferiores vehiculares y dos entronques.

Después de la intervención de los gobernadores que ahora son hermanos por gracia de la cortesía política, el secretario de Gobernación, López Hernández, confirma que regresará el seis de febrero para inaugurar el puente de Quintín Arauz, Centla.

“Fueron seis gobernadores que prometieron construir el puente, y será hasta ahora en que las pangas van a ir al museo…”

-¡Presidente! ¡Presidente! ¡Presidente! -coreó la porra de Cárdenas

-No coman ansias que ya vendrán los tiempos -pidió López Hernández

Al corte del listón sigue la entrega de demandas, saludos y fotografías, López Hernández sube a la camioneta blanca que maneja el gobernador Merino Campos, para colocarse entre las unidades de la Guardia Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button