Opinión

La crisis en Municipios de Quintana Roo

CAMINOS DEL MAYAB | MARTIN G. IGLESIAS | La fracción III del Artículo 115 Constitucional detalla ampliamente las funciones que tienen los Municipios con sus gobernados, por ley están obligados a dotar de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales; alumbrado público; limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos; mercados y centrales de abasto; panteones; rastros; calles, parques y jardines y su equipamiento; seguridad pública preventiva y tránsito; y una unidad general de asuntos jurídicos.

No hay nada que inventar, menos excusas para poder cumplir con sus obligaciones, sin embargo la mayoría de los 11 municipios de Quintana Roo incumplen con su responsabilidad en detrimento de la calidad de vida de sus habitantes.

De todas estas responsabilidades, hoy solo quiero hablar de una: limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos, donde en Benito Juárez (Cancún), Solidaridad (Playa del Carmen) y Cozumel, las presidentes han decidido concesionar estos servicios, pero que no ha sido efectivo.

Por ley, cada Municipio debe tener su relleno sanitario, que a decir de muchos ya ha quedado obsoleto, pues existen otros métodos de eliminación de basura como el de termovalorización que ya es usado en algunos países de Latinoamérica y Europa.

El problema de realizar mal el servicio de limpia y recolección final de los residuos sólidos urbanos es que en los basureros a cielo abierto, los “rellenos sanitarios” y los centros de transferencia, la basura se degrada formando un líquido contaminante, de color negro y de olor muy penetrante, denominado lixiviado. Además, este líquido arrastra todo tipo de sustancias nocivas: Se han encontrado hasta 200 compuestos diferentes, algunos de ellas tóxicos y hasta cancerígenos. La humedad de los residuos y la lluvia son los dos factores principales que aceleran la generación de lixiviados.

No está por demás decir que estos lixiviados pueden contaminar los tres ríos subterráneos que está en Quintana Roo: Sac Actún (cueva blanca), Nohoch Nah Chich (gran casa de las aves) y Ox Bel Ha (el camino de los tres rayos). Además del Gran Acuífero Maya que comprende los tres estados de la Península y está conectado subterráneamente. Ahí se las dejo.

SASCAB
Las y los diputados electos deberían especializarse en temas medioambientales, pues en Quintana Roo no solo tenemos crisis por la basura, sino por la llegada del sargazo, la tala inmoderada, la caza furtiva y las aguas negras mal tratadas que son arrojadas al mar. Hasta ahí…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button