El Reporte

La irregular compra de rieles para el Tren Maya


Auditorías internas realizadas por el Órgano Interno de Control del Fondo, revelan múltiples irregularidades en la compra de rieles para el Tren Maya


REPORTE MAYA | Empresas proveedoras de rieles para el Tren Maya, uno de los megaproyectos del presidente López Obrador, recibieron anticipos superiores a los permitidos por las normas de adquisiciones de Fonatur.

Pese a que recibieron una cantidad mayor de adelanto, superior al 30 por ciento establecido en sus reglas, Fonatur permitió que las compañías aplazaran en dos o tres ocasiones la entrega de los rieles sin imponerles ninguna sanción; por el contrario, las benefició con convenios modificatorios para ampliar la tolerancia en las entregas.

Auditorías internas realizadas por el Órgano Interno de Control del Fondo, revelan múltiples irregularidades en la compra de rieles para el Tren Maya.

Por ejemplo, un informe revela que se recibieron rieles de distintas medidas a las establecidas en los acuerdos y la dependencia no tenía los sitios listos de acopio para recibir las vías del Tramo 4.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad solicitó una entrevista al área de prensa de Fonatur desde el jueves 3 de noviembre, para abordar los procedimientos de contratación y las revisiones físicas que practicó su OIC a los rieles del Tramo 4, pero al cierre de este reportaje no obtuvo respuesta.

Fonatur viola sus reglas y anticipa millones a proveedores de vías del Tren Maya

Fonatur viola sus reglas y anticipa millones a proveedores de vías del Tren Maya Fotografía: Agencia Cuartoscuro

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo pasó por encima de sus reglamentos al beneficiar a empresas proveedoras de rieles del Tren Maya con adelantos mayores a los permitidos.

Proveer rieles al Tren Maya tiene varias ventajas. Las empresas que ganaron los contratos para realizar esa labor obtuvieron anticipos mayores a los permitidos y una amplia tolerancia para concluir su entrega.

A la fecha, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) licitó y adjudicó los acuerdos para la adquisición de vías que se instalarán en cinco de los siete tramos del megaproyecto. Para esta transacción, esta entidad pública entregó anticipos que superaron el porcentaje establecido en sus propias “Políticas, bases y lineamientos en materia de adquisiciones, arrendamientos y servicios”, de acuerdo con documentos públicos y auditorías realizadas por su Órgano Interno de Control a las que MCCI tuvo acceso.

La asociación de Asimex del Caribe SA de CV con la compañía china Angang Group International Panzhihua Co. Ltd, así como la empresa japonesa Sumitomo Corporation de México SA de CV -que participa de manera individual- obtuvieron dos contratos cada una con anticipos de 40 por ciento comparado con el monto total de los contratos.

El Manual Administrativo de Fonatur estipula en su punto 8.1.1 que “los anticipos serán hasta por un 30 por ciento del monto total del contrato o de la partida que lo requiera”.

En una revisión realizada por el Órgano Interno de Control al convenio C-TM-11/2020 para la compra de rieles que se colocarán en el Tramo 4 del Tren Maya -que correrá de Izamal, Yucatán, a Cancún, Quintana Roo-, se solicitó a la Dirección de Administración y Finanzas de Fonatur justificar de manera fundada y documentada la razón por la cual otorgó el adelanto de 40 por ciento con respecto a la contraprestación contratada al consorcio Asimex del Caribe – Angang Group International Panzhihua.

“Fonatur incumplió el límite establecido de otorgar un anticipo hasta de 30%, porcentaje que no incluirá IVA”, se lee en la parte de los hallazgos de la auditoría del OIC.

Fotografía: Agencia Cuartoscuro

También pidió que realizara un análisis de los contratos adjudicados en los ejercicios 2020, 2021 y 2022 con el objetivo de detectar si hubo otras adquisiciones en las cuales se les entregó un anticipo mayor al estipulado en la norma.

Es decir, que para el contrato C-TM-11/2020 cuyo monto total es de mil 615 millones 412 mil 200 pesos, Fonatur adelantó el pago de 646 millones 180 mil 880 pesos.

En dicho acuerdo, firmado el 18 de diciembre de 2020, Arturo Ávalos Albor fungía como director de Administración de Finanzas y apoderado legal de Fonatur. En la actualidad se desempeña como titular de la Dirección Ejecutiva de Vinculación Institucional y Seguimiento de Acuerdos de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

De igual forma, Rogelio Jiménez Pons, quien encabezó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, dejó la titularidad en enero de 2022 y pasó a ser funcionario de la SICT como subsecretario de Transportes.

Al realizar una revisión a los contratos para rieles, se encontró que ese mismo esquema se utilizó en los acuerdos para los trayectos 2, 3 y 5.

Además de haber sido beneficiada con el convenio para el Tramo 4, la sociedad de Asimex con Angang Group obtuvo también el acuerdo C-TM-09/2020 para el Tramo 2, en el cual fue financiado con 40 por ciento de anticipo por parte de Fonatur. El monto total de este acuerdo fue de 817 millones 385 mil 820 pesos y las empresas recibieron 326 millones 954 mil 332 pesos de adelanto.

Para los tramos 3 y 5, los contratos fueron adjudicados a Sumitomo Corporation de México, SA de CV. Por ambos, esta compañía de origen japonés recibirá un monto total mil 743 millones 301 mil 129 pesos y el pago inicial para la adquisición fue de 697 millones 320 mil 452 pesos.

Contratos y anticipos

TramoClave de contratoEmpresasMonto total con IVAAnticipoPorcentaje anticipo vs. monto total
1C-TM-07/2020Asimex – Steel Dynamics, Inc.$908,676,002.70$235,002,414.4930%
2C-TM-09/2020Asimex – Angang Group$817,385,830.05$326,954,332.0240%
3C-TM-10/2020Sumitomo Corporation de México$939,142,845.76$375,657,138.3140%
4C-TM-11/2020Asimex – Angang Group$1,615,452,200.32$646,180,880.1340%
5C-TM-12/2020Sumitomo Corporation de México$804,158,283.55$321,663,313.4240%

Fuente: Fonatur.

El acuerdo C-TM-07/2020 para el Tramo 1, adjudicado a Asimex en asociación con la compañía Steel Dynamics, Inc., fue el único que no excedió el porcentaje en la entrega del anticipo. El monto de este convenio fue de 908 millones 676 mil 003 pesos y el adelanto de 235 millones 002 mil 414 pesos, correspondiente al 30 por ciento del total.

Aplazan hasta 3 veces la entrega de vías del Tren Maya

A pesar de que Fonatur entregó anticipos que superaron al porcentaje establecido en sus normas a las empresas proveedoras de rieles, los bienes contratados no llegaron a tiempo y se firmaron hasta tres convenios modificatorios para ampliar el plazo de entrega en favor de los proveedores o la modificación a los calendarios que establecían la recepción de estos materiales.

Las empresas Asimex, Angang Group, Steel Dynamics y Sumitomo Corporation de México, contratadas por Fonatur para proveerle de vías que serán colocadas en cinco tramos del Tren Maya, entregaron a destiempo los bienes por los que fueron contratados.

En vez de recibir sanciones por los retrasos, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo les benefició con convenios modificatorios para ampliarles el plazo de entrega, aun cuando se trata de uno de los proyectos prioritarios de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya promesa de arranque está planteada para diciembre de 2023.

Tramo 1

El contrato para el Tramo 1, adjudicado al consorcio de Asimex con Steel Dynamics, tuvo tres nuevos acuerdos para ampliar el plazo y el sitio de entrega de los rieles que serán colocados de Palenque, Chiapas, a Escárcega, Campeche.

En el contrato original, se estableció una vigencia del 23 de noviembre de 2020 al 31 de diciembre de 2021 para el suministro de 29,573.79 toneladas métricas de riel. Se acordó que las proveedoras comenzaran la entrega de los bienes desde abril hasta diciembre de 2021.

Sin embargo, este plazo no se cumplió. En el primer convenio modificatorio, se determinó un nuevo calendario que aplazó el suministro de rieles hasta junio de 2021.

En el segundo convenio modificatorio, Fonatur amplió la tolerancia para Asimex y Steel Dynamics. “Se modifica la vigencia del Contrato, para quedar como a continuación se indica: La vigencia será a partir de la fecha de firma del Contrato principal, es decir, del 23 de noviembre de 2020 (‘Fecha de inicio de la vigencia’) y hasta el 31 de mayo de 2022”, se lee en la tercera cláusula del documento.

En un tercer acuerdo para modificaciones, se actualizó una vez más el calendario de entregas, de junio de 2021 a mayo de 2022.

Fuente: Calendario de entregas en contrato C-TM-07/2020, TRAMO 1 (página 6, anexo 1.2).

Fuente: Reprogramación de entregas, tercer convenio modificatorio al
contrato C-TM-07/2020 TRAMO 1.

Tramo 2

Para el Tramo 2, que recorrerá de Escárcega a Calkiní, Campeche, Asimex y Angang Group fueron las ganadoras en la licitación pública para proveer 30 mil 481.75 toneladas de vías. La vigencia del contrato abarcó del 18 de diciembre de 2020 al 31 de diciembre de 2021 y las entregas comenzarían en junio de 2021.

El plazo de entrega no se cumplió una vez más. Mediante el primer convenio modificatorio, el consorcio obtuvo una tolerancia extra para entregar los rieles a marzo de 2022. En el dictamen de dicho acuerdo se expone el cambio del sitio que estaba previsto en el contrato original para colocar los bienes y la capacidad de espacio para colocarlos.

a) La plataforma ya construida a nivel de terracerías en Pomuch, ubicada dentro del derecho de vía del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FTT), misma que tiene una plataforma habilitada y puede almacenar hasta 12,000 toneladas del riel.

b) Respecto al segundo sitio, a la definición de la ubicación de los mismos, la Entidad Contratante (Fonatur) con la debida oportunidad, comunicará por escrito al Proveedor las coordenadas con la ubicación exacta del sitio”, dice el documento.

En el punto dos del dictamen se menciona “prorrogar la entrega de los rieles”, destacando que esa modificación no impactaría el monto acordado por el pago de las vías. No obstante, se firmó un segundo convenio para ampliar todavía más el plazo de entrega hasta agosto de 2022 sin que se justificaran las razones.

Fotografía: Agencia Cuartoscuro

Tramo 3

Los rieles para el trayecto 3 del Tren Maya, de Calkiní a Izamal, Yucatán, fueron suministrados por Sumitomo Corporation de México, SA de CV. El calendario de entregas planteado en el contrato C-TM-10/2020, firmado el 18 de diciembre con Fonatur, no se concretó.

Por parte del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, el sitio de acopio de rieles no estaba listo. Además, para la empresa, se abrió la posibilidad de retrasar la entrega en dos convenios modificatorios.

El dictamen del primer acuerdo para modificar el contrato original, asegura que se modificó el lugar en el que se almacenarían los rieles. En ese mismo trámite, se reprogramó la entrega de los bienes que concluiría en febrero de 2022 y se retrasó un mes. En el segundo convenio, la empresa tuvo como oportunidad entregar las vías de acero hasta abril, 30 días extra para cumplir con sus compromisos.

Tramo 4

El contrato original para el suministro de rieles para el Tramo 4 del Tren Maya, firmado por el consorcio de Asimex – Angang Group International Panzhihua con Fonatur, estableció la entrega de 60 mil 628 toneladas métricas entre el 1 de julio de 2021 y junio de 2022.

Pero dicho convenio tuvo que modificarse en dos ocasiones por retrasos en los embarques, traslados y entregas de las piezas fabricadas con acero.

Además, el consorcio proveedor dio aviso al Fonatur sobre contagios de COVID-19 en su personal encargado de realizar la descarga de las piezas de acero y expuso retrasos en la llegada de los rieles por una limitación de actividades por un rebrote del virus SARS-CoV-2 en China (país de donde provienen los materiales) a través de un documento con fecha del 7 de junio de 2021.

Con esa premisa, los retrasos no fueron imputables a las empresas proveedoras, por lo que retrasaron la entrega de los rieles hasta noviembre de 2022 sin ser acreedores a ninguna sanción por incumplimiento y en el convenio modificatorio no existen documentos o elementos que comprueben los argumentos del consorcio.

Tramo 5

Sumitomo Corporation de México fue la empresa que resultó ganadora para proveer los rieles para el Tramo 5 del Tren Maya que irá de Cancún a Tulum, Quintana Roo.

Para cumplir con su compromiso, tuvieron que firmarse tres convenios modificatorios con Fonatur debido a que la compañía incumplió con el suministro de las vías.

El contrato original con clave C-TM-12/2020 se firmó en diciembre de 2020, en el que se programó el inicio de la entrega de los rieles de agosto de 2021 a abril de 2022, pero las cantidades no fueron las acordadas al primer calendario. Es por ello que las toneladas acordadas a proveer se modificaron por retrasos en ese periodo.

El primer convenio modificatorio se firmó el 6 de agosto de 2021, de las 3,500 toneladas de riel que Sumitomo se comprometió a entregar, solo dio 560. Por ello que tuvo que replantear las cantidades a entregar. En los acuerdos se determinó que a abril de 2022 debía concluir la recepción de 29 mil 472 toneladas de vía de acero.

Aunado a los atrasos, Fonatur cambió el sitio de acopio, ya que en el dictamen del primer convenio se describe el cambio de la ubicación para la recepción de los bienes que se encuentra en Tulum. En el segundo convenio modificatorio, agregó un predio más para almacenar las víasque se ubica en Paa-Mul, Quintana Roo.

Las irregularidades en el Tramo 4 del Tren Maya
Fotografía: Agencia Cuartoscuro

Las irregularidades en el Tramo 4 del Tren Maya

Auditorías internas hechas por el OIC de Fonatur, determinaron que existen rieles de distintas medidas entregados por los proveedores. También revelan que la dependencia encargada de la construcción del Tren Maya no tenía listos los centros de acopio en la fecha que llegarían los bienes.

Además de los anticipos en exceso observados por el Órgano Interno de Control de Fonatur, el seguimiento a los contratos para la compra de rieles que serán colocados en el Tramo 4 arrojó otras irregularidades.

Uno de los reportes menciona en sus resultados que se hallaron “rieles de menores dimensiones a las especificadas en el contrato y con oxidación avanzada”.

Se constató que de los 17 mil 849 rieles que se encontraban en el sitio de acopio, 17 mil 477 medían 80 pies tal como se estableció en el contrato, es decir, el 98 por ciento del total de piezas. Sin embargo, también se hallaron 40 rieles de 78 pies y 332 de 76 pies.

“A la Residencia de Obras se le solicitó informara que si la totalidad de los rieles que se proporcionan o proporcionarán al Consorcio Constructor, tienen que ser únicamente en ‘barras’ de 80 pies, en caso contrario fundamentar las razones, en tal sentido, dicha Residencia, a través de la Superintendencia de Supervisión del contrato de obra, indicó que: ‘Actualmente con base en el suministro físico de rieles y la documentación que soporta los mismos, es que se han suministrado rieles en 3 medidas, 76”, 78” y 80”’, se lee en el resultado de la revisión.

Se menciona además que para la medida de los rieles se toma en cuenta la norma AREMA, la cual establece que las medidas de los rieles recomendada para una infraestructura como la del Tren Maya puede ser de 78, 74, 70, 66, 60 y 39 pies.

El área auditora de Fonatur destaca que en el contrato se estipula que los bienes deberán tener la medida de 80 pies, por lo que pidió que en los contratos sucesivos se explicaran las tolerancias de las dimensiones y, en caso de que los rieles no cumplan con las características permitidas, no sean aceptados por el Fondo.

Fotografía: Agencia Cuartoscuro

Acopio de rieles del Tren Maya en el limbo

Si el consorcio de Asimex con Angang Group hubiera entregado a tiempo los primeros rieles a inicios de julio de 2021, tal como lo establecía el contrato original, el sitio para colocarlos no hubiera estado listo, ya que Fonatur no contaba con el terreno, por lo que la institución también cayó en incumplimiento.

En el primer convenio modificatorio, firmado el 28 de julio de 2021, se lee en la página 10 que el sitio estaría ubicado en las coordenadas 20°44’20.21”N / 88°11’0.46”W, en el estado de Yucatán, pero no podría ser sede para recibir las vías en esa fecha porque se encontraba en proceso de adquisición.

“Por lo tanto estaban pendientes gestiones ambientales hasta tener la propiedad definitiva del inmueble, así dado que la primera entrega del suministro del riel estaba programada en los primeros días de julio del presente (2021), por tal motivo, la Residencia de Obra del Contrato de Obra ubicó un terreno que servía de predio alternativo para el acopio provisional de los rieles, determinándose el sitio como propuesta: Terreno ubicado en Carretera 295 Tizimín-Valladolid con coordenadas 20°44’8.85”N, 88°12’15.49”O, actuando tanto la referida Residencia de Obra del Contrato de Obra como personal de la Subdirección de Sistemas Ferroviarios, el contratista del Contrato de Obra y la Supervisión Externa, personal de la OGP y de la Oficina de Enlace del Tren Maya”, establece el convenio.

Después de visitar el terreno alterno, el Órgano Interno de Control documentó entre mayo y junio de 2022 que Fonatur no pudo acreditar la posesión del sitio en el que se acopiaban los rieles para el Tramo 4 del Tren Maya.

“Como resultado de la revisión y análisis de la información solicitada al área auditada a través de los tres requerimientos de información que se elaboraron para tal efecto y de la visita in situ que se acreditó con el Acta Circunstanciada elaborada para tales efectos, no se proporcionó aquella que permitiera conocer la posesión legal de Fonatur respecto al ‘Predio MUT’, lugar que se constituyó como Sitio de Acopio ocupado como almacén de los bienes (rieles)”, se lee en la cédula elaborada por el OIC.

El órgano evaluador informó al ente auditado que esa irregularidad representa un factor de riesgo, pues al no poseer el inmueble se limita la posibilidad de realizar acciones que faciliten la identificación, análisis, evaluación, respuesta y supervisión de los rieles.

Asimismo, Fonatur recibió recomendaciones con el propósito de corregir la situación que mantiene en el limbo la operación que ocurría en el Predio MUT. Entre esas sugerencias se encuentra la petición de que el ente público encargado de la megaobra elabore un informe sobre si se materializaron algunos de los riesgos descritos en la auditoría.

También se le solicitó la elaboración de un programa de calendarización de necesidades de almacenamiento a noviembre de 2022, mes en el que vence el plazo para el suministro total de rieles que serán instalados en el Tramo 4 del Tren, entre otras observaciones correctivas.

“De la visita in situ se constató que: la ubicación física del Sitio de Acopio de rieles fue: Carretera 295 Tizimín-Valladolid en las coordenadas 20º44’8.85″N 88º12’15.49″W, la que fue coincidente conforme a lo establecido en el Primer Convenio Modificatorio, que el terreno en el que se ubicaba el Sitio de Acopio se le denominaba ‘Predio MUT’, que en el Predio MUT contaba en su entrada con personal de vigilancia de la empresa Ingenieros Constructores Asociados (ICA) y se identificaban vehículos de dicha empresa, en los cuales no se identificaron insignia o logos de Fonatur”, se lee en la cédula elaborada por el OIC.

MCCI

CRÉDITOS

Unidad de periodismo

  • Investigación: Eduardo Buendía
  • Director de periodismo: Raúl Olmos

Comunicación

  • Coordinación de publicación: Lucía Vergara y Janine Bacquerie
  • Coordinación de diseño y desarrollo web: Eduardo Mota
  • Arte: Paola Calvo y Miguel Ángel García
  • Audio: Gloria Hernández
  • Video: Iván Cerón y Adán Vega
  • Director de comunicación: Darío Ramírez Salazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button