El Reporte

Las deudas de Pemex tienen en vilo a la industria petrolera mexicana


La compañía petrolera acumula deuda con sus proveedores, a quienes les retiene pagos por más de 94 mil millones de pesos


REPORTE MAYA | Las estaciones de servicio en México han reportado en los últimos días una baja disponibilidad de los combustibles que Pemex les envía para la venta al público, a la vez que la compañía petrolera acumula deuda con sus proveedores, a quienes les retiene pagos por más de 94 mil millones de pesos.

Pemex es la petrolera más endeudada del mundo, con una deuda financiera que al cierre de 2021 ascendía a 108.000 millones de dólares. Y el martes 31 de mayo sorprendió con el anuncio de que planea cubrir deudas con proveedores y contratistas por 2.000 millones de dólares mediante un intercambio par a par de esos pasivos por notas globales de la compañía a 2029.

Dentro de las empresas a las que la petrolera estatal adeuda se encuentran Baker HughesCemexBlue MarineCFE Suministro BásicoCotemarDiavazGE Oil and GasHalliburtonJaguar Exploración y ProducciónSiemens, entre muchas otras.

Pemex incrementó su deuda en 84% en apenas cinco meses, al pasar de 51.196 millones de pesos al cierre de noviembre último a 94.554 millones de pesos al cierre de abril. Esa deuda, equivalente a poco más de 4.760 millones de dólares, preocupa a las empresas que decidieron invertir en México.

Las deudas de Pemex ponen en el ojo de la tormenta, además, a la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien tampoco ha podido conseguir que Pemex disminuya las exportaciones de crudo para, en contrapartida, aumentar la producción de productos refinados. López Obrador rechaza la venta de crudo al extranjero y compara la comercialización de hidrocarburos con la venta de naranjas y la compra de jugo.

De acuerdo con el reporte número 14 de Pemex sobre pagos adeudos con proveedores y contratistas, las obligaciones de pago ya facturadas alcanzan 76.444 millones de pesos, es decir 57,5% más que los 48.507 millones de pesos registrados en noviembre pasado.

La deuda de corto plazo de Pemex creció más de 150% durante la presidencia de López Obrador y el sistema cruje con peligro.

En marzo del año pasado, la petrolera nacional y la Asociación de Empresas de Servicios Petroleros AC (Amespac) acordaron que se harían públicos los reportes de adeudos a las empresas.

“Necesitamos que haya más claridad para saber cómo se comportará la industria en México en el futuro y cuál será el papel de las empresas privadas en este desarrollo”, señaló a Infobae medio una de las empresas afectadas por la deuda de Pemex y que pidió reserva de su nombre.

Arturo Carranza, experto en temas de energía, explicó que pese a que el Gobierno realiza transferencias económicas a Pemex para intentar reducir su deuda, no es suficiente, lo que muestra que la empresa no genera el flujo de efectivo, ni siquiera para pensar en resolver su deuda.

El director general de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Petroleros (Amespac), Antonio Juárez, ya había puesto sobre la mesa la grave problemática de la deuda de Pemex al señalar el “retraso en el pago a los proveedores” por parte de la petrolera como una de las causas de la crisis que apremia al sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button