DestacadasInternacionalNacional

Las seis revelaciones clave de El Grande contra García Luna


El ex integrante del Cártel de Los Beltrán Leyva contó los pactos que Genaro García Luna mantenía con el crimen organizado


NUEVA YORK | Sergio Villareal Barragán, alias El Grande, ex integrante del Cártel de Los Beltrán Leyva, ha desatado una cadena de fuertes revelaciones en solo dos días del juicio en contra de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en el sexenio de Felipe Calderón, mismos que van desde sobornos millonarios, regalos, incluso, un secuestro exprés al ex funcionario federal por parte del crimen organizado.

El Grande arrancó su testimonio en la Corte federal de Brooklyn asegurando que estuvo presente en algunos momentos cuando Arturo Beltrán Leyva, alias El Barbas, socio del Cártel de Sinaloa y luego líder del cártel de su mismo apellido, sobornó personalmente a García Luna.

Señaló que el exfuncionario ya recibía dinero del crimen organizado desde que era director de la Agencia Federal de Investigación (AFI). “Ya estaba cobrando y se le pagó hasta el último día de la vida de Arturo Beltrán” en el 2008. Detalló que gracias a la ayuda de Genaro García Luna y del Gobierno, “el cartel creció en cuanto a territorio, en la cantidad de drogas que movíamos y eliminó a sus enemigos”.

“Nos daba información sobre operaciones contra el cártel… Nos ayudaba a poner y sacar agentes en cualquier parte de México y compartía información para que pudiéramos golpear a nuestros rivales”, dijo Villareal, según contó el periodista Keegan Hamilton en su cuenta de Twitter.

Además, El Grande detalló que él y otros miembros del Cártel de Sinaloa recibieron camionetas blindadas rotuladas con logos de la AFI, así como credenciales y uniformes falsos para realizar operativos en conjunto con las autoridades.

Los regalos especiales a García Luna

Villareal Barragán aseguró que Arturo Beltrán le regaló, en una ocasión, una motocicleta Harley Davidson edición especial a García Luna, aunque confesó que ese tipo de regalos eran inusuales ya que la mayoría de las veces el pago era a través de sobornos de manera mensual.

El jefe de escoltas de El Barbas contó que una vez se interceptó un cargamento de cocaína de dos toneladas que pertenecía al Cártel del Golfo, mismo que fue llevado a una casa de seguridad en la que apareció Luis Cárdenas Palomino y García Luna, debido que tenían un pacto con el narco a que ellos se quedarían con la mitad del valor del paquete decomisado a sus rivales.

Sobornos millonarios

El testigo de la fiscalía estadounidense dijo que el valor que recibieron ambos funcionarios por este cargamento fue de 14 y 16 millones de dólares, mismo que les fue entregado en cajas de cartón llenas de billetes de 20 dólares. En otra de las declaraciones, Villarreal apuntó que también estuvo presente en una reunión entre Arturo Beltrán García Luna en una casa de seguridad de la Ciudad de México donde se pagó un soborno de 1.5 millones de dólares, al tiempo que contó que la reunión entre ambos personajes se hicieron una vez al mes del 2004 al 2006.

“Los pagos aumentaban a medida que crecía el cártel, porque el volumen de drogas y el crecimiento era mayor. Eso significaba que las ganancias también eran mayor”, detalló en el primer día de alegatos.

García Luna y el narco hacían montajes de decomisos de droga falsa
En el segundo día de declaraciones, El Grande se refirió a un montaje en donde las autoridades supuestamente habrían interceptado 20 toneladas de cocaína en el Puerto de Manzanillo y que pertenecían a Arturo Beltrán Leyva. Sin embargo, la cocaína era una mezcla de azúcar, harina, acetona, éter y anís para que brillara.

Además que, según dijo el capo, García Luna le proporcionó al Cártel de Sinaloa equipos de vigilancia y espionaje “de un tipo israelí”: “Había inhibidores de llamadas, grabadoras, equipos de escuchas telefónicas. Eran muy avanzados. A Arturo (Beltrán Leyva) le gustaba renovar estos equipos”.

La boda de la Barbie

El Grande recordó que el “súper policía” filtraba información sobre operaciones de las fuerzas federales en contra del cártel, incluido la redada planeada para atrapar a La Barbie durante su boda en Acapulco, por lo que ninguna persona invitada asistió. “Se hizo la fiesta pero ninguno fue, ni siquiera la Barbie. El gobierno allanó pero no encontraron nada”, contó.

Dentro de las declaraciones que hizo Villarreal está la supuesta tregua que se hizo con los Zetas, misma en la que participaron los líderes del Cártel de Sinaloa, excepto Joaquín “El Chapo” Guzmán. En ese acuerdo se repartieron el territorio, según él, reduciendo la violencia.

“El secuestro exprés” a Genaro García Luna

Cuando comenzó la guerra entre los Beltrán Leyva, la facción de El Chapo y del Mayo Zambada del Cártel de Sinaloa en el 2008, El Grande señaló que Arturo le ordenó secuestrar a García Luna al creer que el entonces funcionario estaba ayudando a Zambada y dejándole claro a Genaro que “nada era imposible” para él.

Villarreal fue interrogado por César de Castro, abogado de García Luna, quien se enfocó en los actos violentos y tortura cometidos por él y el cártel. En ese momento, El Grande recordó la vez que Arturo Beltrán tomó un AK-47 y “le voló la cabeza” a dos mujeres que hablaron mal de su esposa mientras hablaba con ellas.

La compra de armas del cártel en EEUU

El Grande contó sobre el uso que tenía el cártel de rifles calibre 50 comprados en los EEUU. “Es un arma muy poderosa… Tiene un alcance muy largo y penetra cosas blindadas… cada vez que luchábamos contra nuestros enemigos que traían vehículos blindados, podíamos penetrarlos”, enfatizó Villarreal al final del juicio, en donde se presentó al segundo testigo de la fiscalía estadounidense: Tirso Martínez Sánchez, alias El Futbolista, ex dueño de clubes en la Primera División del Fútbol de México, mismo que fungió también como testigo en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En el 2018, Tirso Martínez confesó que los clubes que había comprado fueron con dinero que obtuvo del narcotráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button