DestacadasInternacional

Los periodistas mexicanos “son los más amenazados de todo el mundo”: Emma Graham-Harrison


La corresponsal de guerra dio detalle de cómo empezó su trabajo como corresponsal de guerra y la sorpresa que tuvo cuando llegó a Afganistán


REPORTE MAYA | A pesar de ser una corresponsal de guerra, Emma Graham-Harrison mencionó que los periodistas mexicanos “son los más amenazados de todo el mundo”.

En una entrevista que Infobae México tuvo, con la galardonada, en el “Hay Festival Querétaro”, comentó que ella no ha recibido ninguna amenaza por su trabajo o sus investigaciones, no como los periodistas mexicanos.

“Como lo que viven los mexicanos no y en el evento que hubo en el ´Hay Festival Querétaro´ dije que tenemos tanto respeto para los periodistas de México que quizás son los más amenazados de todo el mundo”.

“Sí me voy a Ucrania si hay peligro, pero luego puedo volver a Inglaterra y descansar, pero los periodistas mexicanos no pueden. Tiene el miedo, riesgo de que te ubiquen y asesinen. No tienen la oportunidad de descansar y mi compañera Carole Cadwallard y yo tenemos mucho respeto y admiración por el coraje de los periodistas mexicanos” informaron.

Sin embargo, dijo que Carole pagó un precio fuerte por su investigación ya que “uno de los que donaban la mayoría del dinero, para el Brexit, la denunció por mentirosa y las leyes en Inglaterra están en contra de los periodistas. Contamos con un ´Liable tourism´ donde la gente viene a Inglaterra a denunciar a periodistas porque las leyes inglesas están en contra de periodistas”.

Emma Graham-Harrison (Foto: Hugo Avreimy/Infobae)Emma Graham-Harrison (Foto: Hugo Avreimy/Infobae)

Ante el ejemplo que platicó Emma sobre Carole, Infobae México le preguntó a la corresponsal si es recomendable que los periodistas mexicanos traten de darle un tratamiento distinto o mostrar el contenido tal como es.

“Yo no sé qué consejo daría a los periodistas mexicanos porque las amenazas que reciben aquí son las más fuertes del mundo y nadie tiene que pagar con su vida por hacer su trabajo”.

Aunque, “lo ideal es trabajar en el enfoque debe ser en las demandas profesionales, de calidad y fijación para publicarlo, pero realmente no puedo dar consejo a los periodistas mexicanos porque son mucho más valientes que nosotros y no tengo una posición de dar consejos a gente que reciben amenazas más fuertes de lo que vivo yo”, expresó.

A pesar del respeto que le tiene a México, Emma hizo hincapié en que hay corresponsales más valientes que ella: “Siempre que estoy en guerra siento miedo y a mí me es algo muy útil e importante porque en el momento, para mí, que no siento miedo es, probablemente, el momento que haga malas decisiones”.

La decisión de narrar la guerra

Los talibanes corearon gritos de victoria el lunes en Kabul, cerca de la antigua embajada norteamericana, para celebrar el primer aniversario de su regreso al poder en Afganistán, después de un año turbulento marcado por un gran retroceso en los derechos de las mujeres y el agravamiento de la crisis humanitaria.Los talibanes corearon gritos de victoria el lunes en Kabul, cerca de la antigua embajada norteamericana, para celebrar el primer aniversario de su regreso al poder en Afganistán, después de un año turbulento marcado por un gran retroceso en los derechos de las mujeres y el agravamiento de la crisis humanitaria.

A pesar de que muchos buscan contar la guerra, para Emma fue un accidente ya que le daban muchísimo miedo. Su trabajo se reflejó tanto en la agencia Reuters como en diarios ingleses como Guardian y Observer, pero al momento de aceptar ir al muro de Afganistán cambió su vida.

“Afganistán es un país impresionante, tiene muchos problemas, pero la gente tiene una tradición de hospitalidad, sientes que estás en casa con ellos”.

“Hay una belleza natural increíble y me sentía que ahí había un trabajo que muchos de mis colegas periodistas se enfocan en la guerra, armas que a mí no me interesan tanto y tampoco es mi especialidad, todavía no sé mucho del armamento, pero pensé que podría hacer un trabajo enfocado que es la experiencia de los civiles que siempre viven lo peor de las guerras”, dijo.

Afganistán: todos hablan de la guerra, pero nadie de las mujeres

Están más tranquilos los periodistas porque ya no los persigue, pero las mujeres se enfrentan a una situación muy horrible, “la mayoría no puede trabajar, no pueden viajar sin un guardia que no sea un hombre de su familia, padre, marido, hermano o hijo”, explicó. (Foto: Reuters)Están más tranquilos los periodistas porque ya no los persigue, pero las mujeres se enfrentan a una situación muy horrible, “la mayoría no puede trabajar, no pueden viajar sin un guardia que no sea un hombre de su familia, padre, marido, hermano o hijo”, explicó. (Foto: Reuters)

Una de las cosas por las que más siente tristeza al regresar a un país como Afganistán es la desaparición de las mujeres ya que “la gente que quiere secuestrar y matar, prácticamente, es el gobierno”.

Están más tranquilos los periodistas porque ya no los persigue, pero las mujeres se enfrentan a una situación muy horrible, “la mayoría no puede trabajar, no pueden viajar sin un guardia que no sea un hombre de su familia, padre, marido, hermano o hijo”, explicó.

El problema en la situación del país son los Talibanes, quienes tienen el país detenido: “Hay una resistencia armada que está luchando y que no ha tenido algunos éxitos, pero básicamente el Talibán tiene un control, el país es más unificado ahora que hace 20 años”.

Emma Graham-Harrison es una corresponsal de guerra que ha estado en distintos escenarios en el medio oriente, además que participó en los archivos de Cambridge Analytica junto con su compañera Carole Cadwallard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button