Opinión

Recomponer el camino en Quintana Roo


Caminos del Mayab | Martín G. Iglesias | Uno de los tantos fallos que tuvo la administración estatal pasada, es que el titular del Ejecutivo gobernó solo, no quiso que ninguno de los Secretarios de Estado avanzara políticamente y los metió a la “congeladora”, además de no permitirles margen de maniobra en el presupuesto.

Quizá pro esa razón, las y los Secretarios de Estado que ya son historia, nunca pudieron imprimirle el sello de gobierno a sus respectivas secretarías, al grado tal de ser unos verdaderos desconocidos para la sociedad quintanarroense; dejaron muchos pendientes en materia de infraestructura, educación, salud y desarrollo social, por decir algunos cuantos. A pesar de que la Seguridad es una prioridad; hoy solo me concentraré en dos rubros en los que Quintana Roo debe de recomponer el camino: salud y desarrollo social.

En cuanto a salud, los grandes pendientes son la activación del Hospital Oncológico de Chetumal, la implementación del Hospital de Nicolás Bravo; poner en funcionamiento el Hospital que ya está construido en Tulum; así como equipar con materiales y capital humano el de Holbox, solo por mencionar lo urgente. Además de que los centros de salud de las comunidades puedan tener la farmacia surtida, porque el gobierno que se fue, ni siquiera paracetamol dejó en el inventario.

Las personas con enfermedades crónico-degenerativas también fueron abandonadas a su suerte, las y los niños con cáncer, los enfermos de VIH-Sida, los hipertensos, los diabéticos; qué decir de la prevención de estas enfermedades; hacen falta médicos especialistas en los hospitales públicos de todos los municipios.

Por otro lado, en el desarrollo social, quedamos en la lona. En 2016, 30% de la población vivía en condición de pobreza, pero en 2020 alcanzó al 60% según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Los municipios con mayor pobreza son los de la zona maya, principalmente Felipe Carrillo Puerto con 37.7 por ciento; le sigue José María Morelos con 25 por ciento; Bacalar con 20 por ciento. En el caso de Tulum, en pleno desarrollo, dejaron una pobreza de 61.8 por ciento, que tiene que revertirse inmediatamente. En Benito Juárez, el gran problema es la desigualdad, pues mientras en 2016 tenía 27.5 por ciento de su población en pobreza, para 2020 aumentó a 37.7 por ciento.

Con todo ello, las y los quintanarroenses tienen esperanza en este nuevo gobierno, ya no quieren nada con el cambio que nunca llegó; ahora quieren acciones, hechos, resultados, para cuando menos abatir estas dos grandes problemáticas, la salud para todos y el desarrollo social. Ahí se las dejo…

SASCAB
Ayer cumplió 11 años el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), indudablemente la figura de su líder moral, Andrés Manuel López Obrador, ha logrado que 25 estados de la República sean gobernados por un militante de este Movimiento; pero también tienen senadurías, diputaciones federales, presidencias municipales y diputados locales. No cabe duda que necesitan hacer una autoevaluación en sus principios, así como en la filosofía de “no robar, no mentir y no traicionar al pueblo”. Al tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button