Opinión

Seguridad, la mejor promoción

FACTA, NON VERBA | VÍCTOR FLORES | La “Alerta de Viajes” emitida ayer por los Estados Unidos a sus connacionales para visitar Cancún y demás destinos de Quintana Roo, por la violencia de los taxistas, confirma que la seguridad está por encima de la promoción.

Que todo esfuerzo que se haga en materia de promociona turística y publicidad de los destinos, no sirve de nada, si no se ofrece seguridad.

La seguridad de un destino es el primer factor por el que un turista elige sus vacaciones o sus viajes.
La seguridad es la condición prioritaria a la hora de tomar una decisión de viaje y elegir un destino.

El viajero está cada vez más informado, la seguridad es un factor de valoración de la demanda y de la misma competitividad del destino.

Las malas experiencias que han vivido turistas nacionales y extranjeros a manos de taxistas de Cancún en los últimos días, daña profundamente la imagen del destino.

El viajero está cada vez mejor informado para tomar decisiones.

A la hora de decidir el turista no solo investiga sobre la “seguridad turística”, sino que indaga sobre la seguridad del habitante local y así conjuga la realidad de la seguridad, una medida en la que obtiene una mejor percepción de la seguridad de un destino.

Aunque las bellezas del lugar a elegir sean paradisiacas, atractiva y barata, la seguridad seguirá siendo factor número uno.

En la red circulan videos de turistas que se enfrentan a taxistas para tratar de liberar bloqueos y no perder sus vuelos y eso no es bueno.

Estados Unidos ya alertó a sus connacionales de tomar precauciones a la hora de viajar a los destinos del Caribe Mexicano, Cancún y Riviera Maya principalmente, donde se han suscitado hechos bochornosos para el visitante.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España, recomienda “viajar con precaución y abstenerse de hacerlo en zonas determinadas”.

Entre las experiencias que turistas comparten en sus blogs, resalta que prefieren rentar un automóvil que utilizar el transporte público por mayor seguridad.

Los “Taximios” o “Neandertaxis”
La alerta de viajes y militarización de la zona hotelera, es resultado de la violencia y salvajismo de los ahora llamado “Taximios” de Cancún y de la tolerancia de las autoridades que les han permitido llegar a esos extremos.

La presencia de militares y de la Guardia Nacional en la zona turística y aeropuerto internacional, con armas largas, no es un buen mensaje para el visitante. Da la sensación de inseguridad, de que algo no anda bien en este destino.

Los taxistas locales hacen lo que quieren, dan servicio a quien quieren, cobran lo que quieren, amenazan y golpean a quienes quieren, se han convertido en una mafia que depreda el destino.

Pero olvidan los taxistas que sus placas son una “concesión” para prestar un servicio de transporte, concesión que es propiedad del gobierno del Estado y que se otorga bajo ciertas condiciones, entre ellas hacer buen uso de la concesión.

Que la placa de taxi no es un arma para desestabilizar y generar violencia, para amenazar, golpear y crear un monopolio como lo pretenden imponer.

La concesión de esta placa es para prestar un servicio, no es propiedad del taxista y por tanto deben hacer buen uso de ese permiso, privilegio, otorgamiento, licencia, asignación, regalo o como le quiera llamar.

Y en ese tenor, el gobierno tiene todas las facultades de suspenderlas y cancelarlas si hay algún abuso o mal uso de ellas.

Así lo demandan los ciudadanos, el sector empresarial, hoteleros, trabajadores de la industria turística y sociedad en general.

Un Día Sin Taxi
El llamado de la sociedad a no hacer uso del taxi el próximo viernes 27 de enero, es una muestra clara del hartazgo de la sociedad a los abusos de este gremio.

Los concesionarios taxistas y su sindicato deben reconocer que han fallado, que ofrecen un mal servicio, que sus unidades además de deterioradas imponen miedo, inseguridad, discriminación y abusos en sus tarifas.

Que gran parte del parque vehicular está manos de delincuentes ante la falta de filtro seguro para contratar a sus choferes.

Que en los “Sitios” de la ciudad y de la zona hotelera hay una mafia que les cobra cuotas a los mismos taxistas para mover pasaje en su zona y en estos paraderos.

En las noticias diarias de asesinatos, balaceras, asaltos, narcomenudeo y secuestro casi siempre hay un taxista involucrado.

Convirtieron su gremio en un coto de poder, abusos, extorsiones, discriminación, delincuencia y mal servicio.

El próximo 13 de marzo, el Sindicato de Taxis Andrés Quintana Roo, cumple 50 años, y no tiene nada que celebrar, financieramente está quebrado víctima del saqueo y su mala administración.

El Caribe Mexicano se vende solo
Los record alcanzados en materia turística en el 2022, confirman que el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) era solo un fideicomiso para la fuga de dinero y malversación de fondos.
Hoy se confirma que la desaparición del CPTM, fue un acierto del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Lo mismo ocurre con el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, que solo ha servido para beneficiar a empresas de publicidad, viajes de placer de funcionarios y de hoteleros.

Si bien las campañas de promoción no están demás, el combate a la inseguridad debe ser prioridad.
Las cifras turísticas del año pasado han demostrado que las principales marcas de Quintana Roo, Cancún, Riviera Maya, Isla Mujeres, Tulum y Cozumel se venden solas.

El gran desafío para mantener el éxito del multidestino, es la seguridad, no hay mejor promoción para un destino turístico que vender seguridad.

La mayor parte del recurso que es destinado a la promoción turística de Quintana Roo, debe ser reorientado e invertirse en seguridad.

Este simple movimiento permitirá ofrecer al turista un destino más seguro y a los quintanarroenses devolverle la paz y la tranquilidad que reclaman.

Espero sus comentarios y sugerencias en vfloresh@hotmail.com
Facta, Non Verba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button